jueves, 21 de julio de 2011

Mejicana



La Poesía salio a la calle
acariciada en la mano de los niños
tras el vuelo de una paloma
cobijada entre las ternuras
oculta tras la miel de los ojos
tenue 
seria
sexy 
adjetivada en contra de las normas


En la nervadura de olores de mujer
dijo de amor y muerte en la frontera
hizo estrujar la sensible coraza de los buenos
gota de agua fresca al labio sediento
sangre de verdes nopales en cananas de letras


Sembró pecho en los pechos 
demostró
lo igual de la batalla
alzo su furia de manera magistral
entrelazada con la voz del pueblo reclamante


El sol fue piadoso con ella, se mostró obediente la llovizna
tuve deseos de besar su piel 
rubia, morena, cobriza, proletaria
y una línea de luz me contuvo los labios

Publicar un comentario