viernes, 28 de diciembre de 2012

Deseo


Desnuda llega la mar hasta la piedra
                                            
Has querido ser mar alguna vez

El deseo vence al miedo

jueves, 27 de diciembre de 2012

Algo muy antiguo!!!!


Me sumo sin aviso
a la marcha de la plaza

¡Grito: Arriba! , ¡Grito: Abajo!
imito a los otros
como un sonámbulo
sin filiación
Alguien amante de las cifras
pasa revista
solo veo tus pechos
bajo la delgada tela
por ellos alardeo, y escribo
me vuelves mercenario
de tu encanto
Expulso la soledad
¡Grito y canto!

                                               Julio, 1979

Sin titulo. "Mientras Camino"


Cuando algunos rien
otros sin saber entierran lágrimas 
Se dobla el Cabo de los Tiempos
no queda más que remontar
 navegar con tacto
se disfruta más el beso, la gota
de agua en el desierto
El sueño cesa en un instante
todo puede interrumpir el viaje



miércoles, 5 de diciembre de 2012

Otra vez la primavera

Ves, 
no puedo atardecer contigo
la estación abruma
lleno estoy de papeles 
caracol de medio día
escondido en arenas movedizas 
pretendida cuerda donde asirme
Nadie te lleva tan cerca
posas desde el tiempo estático
otra serás ahora 
como primavera acoges nueva sonrisa
mariposa que no halla flor igual
se posa en ti sin distinguir el polen 
que al levantar el vuelo
te habrá de fecundar




miércoles, 28 de noviembre de 2012

Días de playa


Desdibujada en la palabra llegas
a la mente y su dudar no sabe
si has pasado presente 
o has de estar
Cuestiona poco la mañana
así apareces
días de escuela recuerdos comunes
los íntimos de efervescencias callan
se esconden en cuadernos de batallas
aprehendidos entre risas
persiguiendo lagartijas
en playas transparentes que nos vieron
compartir la huida del cangrejo hacia la cueva
el pez arqueándose en la barca
la promesa escrita al final de la tarde
con la esperanza  de volver la próxima semana
hacer de cinco días un segundo




viernes, 23 de noviembre de 2012

Partir

Se acurruca la tarde en tu nombre
al perderse el último recodo del sendero
marchan líneas de oro hacia otro valle
donde la voz que canta lo retiene

martes, 30 de octubre de 2012

Para Saber. Elena L. Popescu. Poeta rumana.



Te he dejado viajar,
conocer la diversidad reflejada
en los más insospechados colores,
aromas o aspectos de la vida,
he guiado tus pasos inseguros
para vislumbrar en los espejos
donde reposas la mirada,
aunque sea un momento,
tu rostro desconocido.

Te he vigilado mientras volabas
de un continente a otro,
de un tiempo a otro,
para saber más
y más de la cara invisible
del milagro de los rascacielos,
de los templos olvidados en la soledad
de las cumbres inalcanzables de las montañas
o en la estremecedora profundidad de las cavernas.

Te inspiré cuando elegiste la costa
venturosa –ya te lo dije- de la península
para apreciar más aún la vida y para ver
más allá de los ciento de miles de brazos
de la que se llevó consigo la inmensidad de cuerpos
sin vida que siguieron viviendo
en las almas (que, de repente, hubieron de partir)
y en el corazón de los que quedaron sólo con los recuerdos vivos,
con lágrimas y con la provocación de entender...

miércoles, 3 de octubre de 2012


Disfraza pasos que buscan el modo oculto
en la oscuridad mental

En la agonía amercedado
ahíto esquiva



Secunda un rumor
de matices
donde escapa
lo destinado a callar

Cabes

En el sentido 

Allá en el desierto

desafiante

En la memoria

que guarda historias prohibidas
                                     
La boca escribe promesas
sobre el  deseo
    



martes, 25 de septiembre de 2012

Albatros

Ese  fuego que asciende
Quiebra en sí la tormenta
                              que lleva
Vuelto beso lacera
expone su osadía
hierve al claro oscuro 
de una tarde plomo
Da la impresión al que conoce
de ser una mujer
que libera cadenas

lunes, 24 de septiembre de 2012

A quien no lo merece

He mentido al decir que me conozco
nadie sabe quién soy, y desde luego, debería yo saberlo
sin embargo cada día me reinvento
destruyen tantas cosas, miradas ajenas a mi empeño
risas por lo bajo cuando entro
cínicas asociaciones que se esconden tras lo dicho
Bosque descompuesto que por arte de algún mago 
usa hojas de otros arboles y no pueden comerce sus frutos
si se intenta usar tales para encender la hoguera
producirá una humareda desquiciante que a los ojos
de aquellos que no saben de fuego les hará creer tal cosa
mas otros que nos hemos quemado ya de sobra
no podemos ser engañados
He mentido y eso me confunde
pues a veces  miro sin reconocerme
y perdido entre laberintos de mi propia historia
contada tantas veces de mil formas 
para complacer audiencias que destilan perfumes impecables
Sin embargo nunca he sido autor de hipócritas palabras
ni salto de risa complaciente al mismo tiempo
que los dientes muerden por lo bajo
Este cuerpo gastado por el uso de servir
sea diplomacia o la cultura escalón supremo de la vida
deja que me siga dibujando como escape o fantasía 
Antes de simular, sentir la llama y si caigo desde luego,
con verdades o mentiras
no tendré por complaciente que agradecer 
a quien no lo merece



jueves, 6 de septiembre de 2012

El Puente de la Estrofa

El  puente se cubre al atardecer
con hojas de un invierno que vacila 
entregado a noticias que se niegan
sin dejar huella la moda en sus orillas
pinta el piso de siena y recuerda  besos
que ponen fuego en la rama de abetos
mientras del cielo repite el río al pasar 
la estrofa

martes, 4 de septiembre de 2012

Llorar lo vivido

Llorar por amores
que al camino hicieron
                                    placentero

Llorar para aliviar el alma

que llena de visiones sigue
entrelazada a la memoria

Llorar porque acumula la columna

el peso de costumbres
que la hicieron ser
edificio pleno
en tanto no se logra entender
la furia del fuego que consume todo

Habrás dudado

Habrás dudado
                   a todos pasa
la sombra oculta de añejos roces
voz que comulga su desenfreno
polvo entre cerrojos
viejas postales
alguna flor que marca un libro
Habrás dudado
y después
la leve sombra halo de nube
que desvanece sin dejar huella
quema silente la vista ida
los ojos como si nada
de frente miran 

sábado, 25 de agosto de 2012

Eres

Una mañana la mente
repleta al paso 
de antiguo vuelo, retorna con nuevo brío
calles del barrio
amigos de la infancia
todo lo que hicimos aquel verano único 
aparece ante la vista en largo sueño
la niña que mira embelesada
sin llevar más sujeción al pecho
que un hondo suspiro 
Sentir los olores del jardín
la fuerza con que el agua
salta de la manquera al pasto
El olor del café carretero confundirse
                              con el pregón del vendedor de rosas
¡Príncipes negros
 Gladiolos
lleve usted los bellos girasoles!
Una mañana pasa y la vida  cierra la puerta tras de sí 
sin importar más nada


jueves, 16 de agosto de 2012

A solas


En la pesadez de mi angustia
abatido miro 
nubes cercenar la luna

Contundente

Por simple manía estruja la pluma lanza la  primera frase 
no hay en ella duda que ponga inquietud 
De soslayo observa caras 
inquiere despacio el gesto que escapa 
la sala  deshace el silencio de gozne fundido
a los asientos
De un salto la mano, herramienta escritural,  tasa el meritorio momento escurre  al ligero temblor 
hunde la tarde en una página nueva 
ante aquellos que dicen saber

martes, 14 de agosto de 2012

Los niños del rencor

Ha muerto por ver nacer al niño que ríe
mañana quién morirá a manos de él
Lo ve indefenso mirar a los ojos
ni el más leve asomo de brutal futuro
Ha muerto y vuelve a nacer en el niño
que nadie valora
que no decidió vivir
que no fue amamantado 
que no sabe que padre lo hizo
que su madre no atina a saber
que no pudo seguir estudiando
que fue violado por lo familiares
que durmió entre el frío y el hambre
que no alcanza los protocolos de la salud
que nadie toma en cuenta desde un carro veloz

Has muerto en un camino de tierra
pensando en él
y en todos los que hoy dejan de ser niños

Quién los puede juzgar si no viven para él

lunes, 13 de agosto de 2012

El Sentido Secreto del Motivo

Alguien muere cada noche
y otro lo acompaña al viaje
a la mañana siguiente se rehacen
y vuelven cargados de entusiasmo
a ser los mismos

Uno sabe la terrible frontera
en los tiempos otorgados
construye riveras para afluentes
que corren a la inversa

Entiende el sentido secreto del motivo
en las aspas gastadas del molino

jueves, 2 de agosto de 2012

La Muerte del Soldado

                                              
                                                      
Aquí no pasa nada
no deja huella la muerte insignia
del casi niño que fue a matar
y volvió de negro
La tierra mañana adsorberá
                                  la sangre   
alguien dirá un discurso
y si tiene suerte
alguna calle llevará el nombre 
del muerto
Aquí no pasa nada los comandantes
mueren galardonados
por las batallas en los salones de juego

Sobre la madre pesa lapidario el muerto
de sus entrañas
lo acuna a gritos que nadie escucha
besa sus labios de niño
lo envuelve en el pecho mustio de seco miedo
sobre su pena burla el discurso

Aquí no pasa nada
la patria ignora el futuro
  
¡Mierda de patria!
que entierra al muerto 
y deja vivo al tirano 

miércoles, 1 de agosto de 2012

Sueños de poeta

Desde el profundo celo de mi cariño
sea en otoño viento de exilio
la nube larga que oculta al sol
mantengo viva por encontrar
sombra sencilla de parques 
                                  que ya no están
y cosas vanas para reír


En tanto llega otra temporada
paso los días entre fantasmas
con ellos río           lloro 
traen             les ofrezco


No sabe uno como lidiar 
con todo el mundo                                                            
que vive en sueños 





lunes, 30 de julio de 2012

Por alcanzarte

                     Sé que eres camino
                     que no se da el lujo
                     de detenerse


Pongo fuego a mis alas
para amainar
lo que se ha vivido
Entre los vidrios y la resaca de un mar sin agua
te encontraría si allá te fueras
Por alimentar de ideas 
tu piel de selva
propongo
ser hierba seca
rama
trueno
inquisidora prueba
por serte sombra
sobre tu cuerpo
todo deseo
Lo entrego todo!

sábado, 21 de julio de 2012

En la tumba se ha perdido el último pretexto
en adornos de labrado fino 
cuanto instinto roto sin hallar su cauce
De disparatadas frases los hechos se dolieron
al fin descansa
-de poco vale el dinero-
todo lo rimbombante que amonestó la fama
fue dura misión del artesano
saber si ponía sobre el caballo
o bajo de el
al insigne personaje
La muerte llega
como ladrón en la noche
hurta la poca vida del homenajeado 
ya están dispuestos los obreros
para ensamblar mármoles decomisados
a la ostentosa tumba que antes fue
y hoy nadie reclama
Cambiar de propietario resultara mejor cosa
al cabo el gusto sigue intacto
y el inquilino antiguo,
                   no ha de molestarse con el nuevo

viernes, 20 de julio de 2012

Para llegar a ser puerta de voz
en el respeto confesable
                se da la prisa tiempo

lunes, 16 de julio de 2012

¿ES ACASO RESPONSABLE EL HOMBRE POR SUS SUEÑOS?. MOSHE DOR. ISRAEL.



¿Es acaso responsable el hombre por sus sueños?
Durmiendo, corre y grita en los campos otoñales,
ya la casta princesa estrecha entre sus brazos,
y la llama en su cabello es como antorcha en el camino.

¿Es acaso responsable el hombre por sus visiones nocturnas? 
Durmiendo es perseguido con saña, sus tropas
dispersas, sus palacios en llamas, su ejército vencido
y el mar sobre sus ojos como una capa de armiño.

¿Es acaso el hombre responsable por un pedacito de helecho? 
Una pesadilla amarillenta en sus pensamientos y su garganta. 
Afuera el sol. ¿Por qué en la oscuridad escapa
y en la penumbra corre hacia la selva inhóspita?

¿Es acaso responsable el hombre por el azul de sus venas?
Su mano tiembla en el deseo. ¿Qué sobresalta su corazón? 
¿Qué encantamiento baja por su sangre mientras, 
lentamente, por sus miembros se funde el plomo?

                          La sabiduría me dice que nunca odie
                                             que no alegue a  pasadas aguas
                                             que pida perdón por mis errores
                                                                                que perdone


Con cien veces menos soy
cien más feliz
no rompas recuerdos
el mar nunca retorna al río
deja todo seguir


He comprado boletos 
a la línea imposible
para viajar a gusto en 
                           alcatraces
sin ir a bordo verlos pasar
en deseos junto a ellos ido
donde mundos interiores
alimenten la escapada



sábado, 14 de julio de 2012

OFRENDAS DE FUEGO. Lina Zerón. México.




Hoy nos amamos entre ofrendas de fuego
liadas a la progenie de nuestra piel
y todo fue tan cristal,
tan de trinos en el alma,
que tengo miedo de andar por la calle
para no romper el aire.

El amor se viste de sonrisas,
de miradas de dicha
de alegría cómplice,
de tierra nuestra.

Tras los telones,
un enamorado me envía besos
con la punta de los labios
y yo pienso en ti.
Al bañarme en el mar,
mi cabello se colma de caracolas
y las olas me regalan los buenos días
y yo pienso en ti.

Tengo los ojos caleidoscópicos,
hoy soy tan insecto,
tan polen en las patas de una mariposa,
tantos tonos distintos en cada beso.

Hoy he pintado los suspiros de colores
y el espíritu crece hasta alcanzar las nubes,
y el gozo recoge miradas y belfos.
Hoy es un día tan génesis
para acarrear todas las manzanas del deseo
y llevarlas a la parábola de tu boca.

Es un buen día para domar nubes
sobre la espalda de un huracán,
para aplacar la furia de los hombres en la guerra,
bueno para soltar el nudo del tormento interior.

Me adentro en el edén de sabores,
magnolias,
lenguas desconocidas y Tú.

Cada roce es una conmoción,
cada palabra es una caricia en los muslos,
cada suspiro una navaja de fuego,
cada beso un cometa.

Hoy es un buen día
para continuar junto a ti,
consentida,
indefensa,
enamorada…

Solo de ti.

viernes, 13 de julio de 2012

Primer Amor. John Clare. 1793-1864.




Nunca fui golpeado antes de esa hora
Por un amor tan dulce y repentino,
Su rostro floreció con aires marinos
Y se llevó mi corazón lejos, definitivamente.
Mi rostro empalideció con el blanco de los muertos,
Mis piernas se negaron a marchar,
Y cuando ella miró ¿a quién podría reclamar?
Mi vida y mi todo se convertían en piedras de sal.

Entonces la sangre se apresuró en mi rostro
Y arrebató aquel paisaje de mis ojos,
Los árboles y arbustos del lugar
Fueron mediodía y crepúsculo.
No pude ver una sola cosa,
Palabras había en mis ojos
-Hablando con el acorde de las cadenas-
Y la sangre ardiente se volcó a mi corazón.

¿Tienen las flores la elección del invierno?
¿Es el lecho del amor siempre helado?
Parecía que ella oía mi silenciosa voz,
El amor no es un llamado al saber.
Yo nunca vi un rostro tan dulce
Como aquel que estaba frente a mi.
Desde entonces mi corazón abandonó mi cuerpo,
Y ya nunca retornó.

jueves, 12 de julio de 2012

Entre-lazados

Entonces fueron
fuimos
cada quien su mundo 
ellos
mio


Cede derrumban
nuevo comienzo
principio
cuanto habitas precipicio
silencio 
cerco  

Eso era el amor
tocata  fuga
delirio
alegro
réquiem 

Más la comedia  
con el drama
constante
se dispersa
una vez el momento 
pasaba
su mundo
dilecto
volvía



pintura: Angel Collado Ruíz. 1990 . Acrílico sobre papel. Ciudades. Colección privada . USA


martes, 10 de julio de 2012

Algo de Jeanne Karen. Poeta . San Luis Potosí

Salgo de la vida, para ir a donde descansas con tu cuerpo encendido. Sobre tu piel mis poemas duermen, en esos territorios crece algo que nace cada día y algo que cada día muere. Me acerco a ti y huyes, porque sabes que te descompondrás en mis brazos, sabes que mi amor te desvanece, espíritu de bruma, amor que ciega, que destruye todas tus cosechas, mi cariño de talador que desaparece tus bosques. Soy el jardín, con la grama crecida entre las piernas, la humedad y la hojarasca de algunos otoños, soy el fruto que resplandece y el que se queda a soñar entre las hojas del árbol, soy el canto de los grillos en una espesura de flores blancas que ondean a la orilla de la fuente; el sol me toca, me recorre, busca un sitio donde deshacerse en un arco iris o en un campo baldío con su abrigo de oro. A veces, aquí todo es silencio, hasta el caer infinito del agua en su chorro, o los pájaros que se quedan quietos, el mundo del insecto, con su ruido diminuto como de pequeñas campanas que tañen al fondo de un viejo cuadro de la campiña. La quietud me circunda y naces tú, nace el amor a las palabras, a la distancia, a tu promesa de vernos de nuevo, alguna vez, en otro mundo, en otro sitio donde haya tierra propicia, donde las lluvias se besen para formar nuevos ríos, allá donde sin conciencia todo esté terriblemente vivo.

La Cátedra

                                            Qué pensaría el "maldito" ante la botella de vino
                                            el verso etílico perfecto
                                            la vida destrozada por la vida
                                            ensangrentado de miedo


En la Cátedra repleta de estudiantes
la voz se alza en difumino
se esparce
penetra
habla en tono que pinta al mundo
amor delicado
de rosa marchita y seca
búcaro roto por la tempestad
que entra desde la ventana abierta
de una covacha donde un hombre muere
Hereda al mundo vida propia
odia y ama la parquedad que lo rodea
Del banco que ocupo
mudo miro pasar la soledad que lo acompaña
sobre la mesa virtual que me describe
los codos secos y la vista ida
en el reflejo feroz de los espejos 
encontrado
ajado de entusiasmo
mas perdido el tono de poeta
que nunca antes
sofocado por la espuma de la ola silenciosa
que lo envuelve en fantasía
sin saber que acaba
sin saber que empieza
arrostrado al desarraigo mide la línea de licor en el vaso
sin Dios, ni amigos, ni regazo alguno
muere



domingo, 8 de julio de 2012

LAS AGUAS ROBADAS. Rogelio Treviño. Chihuahua. 1953- 2012.



                              
                                 

Agua robé a los dioses para poder amarte

Sólo visibles para los que no duermen

El día se extendió lento como un manto de sombras

Sorda inquietud insomne de unos ojos que rielan

 en la piel de los míos

Sorda quietud del alba para estar en los tuyos

Las aguas fueron dulces para ti en la alborada

Amargos los peciolos de unas flores que cantan

 en la gruta de soles de unas lunas guardadas

 a través de los meses donde se siembran cañas

Agua robé a los dioses para poder amarte

Las horas fueron lentas en sus flores de luna

 maduras y relentes como no hubo ninguna

 jamás sobre tu piel

La luz en sus ascensos entrelazó sus ramas

 tejiendo nuestros cuerpos en un dulce bajel

viernes, 6 de julio de 2012

Una historia

                                                   
                 La caja de recuerdos,  rompe su silencio irreverente
                              regresan a llorar conmigo, los muertos que he sido.




Tan solo como un perro en el camino
muerde cualquier hueso que aparece
la sola mención de los azules
ronda sobre todo su pasado


De paso el pobre can desesperado
sin apenas portal que lo cobije
vaga entre la lluvia solitario
tras de un olor que ya no existe


Ni vida alguna de mal-vado
o mares que en su mente visitó 
logran dar consuelo al indiciado
a punto de morir, ni ladra ya


Cualquier rincón es buen lugar
para tender los huesos 
nada deja a la deriva el solitario
quién amó lo habrá olvidado


El amor verdugo del amor
poseído en pasos que deparan
el pellejo tibio al poco sol
donde pueda al fin dejarse ir








jueves, 5 de julio de 2012

LA HORA DEL PERRO. Maya Lima. DF.


A PacoMoon,
juglar del desierto


Borracho y vago el tritón me amó como una bestia. Ensangrentamos las piedras, nos bañamos en las aguas del desierto e hicimos brotar racimos de caracoles al bajar el sol.  En la hora del perro grité entre las olas, fui jarana de cantos largos que vivía hacia el viento y el dibujo de una flor sobre una canasta. Su cuerpo marino también cantaba, suave laúd sobre la duna estrella. Los siete filos abrieron mis ojos, escuché trompetas.
–No puedo vivir sin ti-  le dije,
él apaciguó la turbulencia y le creció una media luna al final de sus cuatro patas.

miércoles, 4 de julio de 2012

Mirarse no basta

Deciden una entrega
                                 que no asuma culpa   
Al callejón de la inercia
                               enfrentados  
                     Mirarse no basta 
                     lo han hecho por años
                     a ratos callados
                                          ausentes 
                     cada uno por su lado
                     por momentos converge   
                     deseos en sumido mundo 

Dos actores visten nueva piel
atrapados en el celuloide
juegan  roles coincidentes
sonríen
se buscan  
viven la farsa del sueño que les quema

                   En la última fila
                   de un cine de barrio
                   enfrentan sus miedos
                   los protagonistas


Ciudad Ciudades. Minerva Salado. Cuba.



No estuve para siempre en la ciudad
la amé con una queja con un grito de espanto
pero la amé sin fin
sin desconcierto
recorrí las costumbres de tus manos
el trazo de tu cuello el resplandor insomne de tu boca.
La ciudad me conmueve y atenaza
penetra con su daga mis vestigios
y encuentra la verdad bajo su talla.
Un canario despierta
y yo tengo un secreto como un nido
como un terrón de azúcar en la mano.

martes, 3 de julio de 2012

Cosas que a nadie importan

Otra vez el miedo
                        se adueña de la espuma
atrapado en la piel que es de ambos un poco 

La vista inquieta
al voltear su figura
                 no amaina el deseo
su desnudo bronceado

                            
                         El aluvión de miradas
                                                    persiste

A lo sumo cede y calma los excesos
la potente marejada destierra sin saber
las cosas que dejan a su antojo
en la orilla de un foso sin vista a la playa
donde la mar se lleva
                         lo que a nadie importa


Pintura Corporal

Ni blanco o negro: ¡Solo colores!
pulso del mundo 
que no detiene
la nube magenta
el viento rojo


Cuerpos desnudos
imaginados


Mostrar los protocolos
                               de la belleza
en sus disfraces
sin ser altivos
siempre perfecto


Los Míos. Hebert Abimorad. Uruguay 1953. Reside en Suecia.




Allí estaban
con la brisa de diciembre
entre manos y pañuelos
allí estaban
allí estaban los míos
un corto silencio
pedí disculpas por la demora
y retomamos la conversación

lunes, 2 de julio de 2012

México. Marissa Trejo Sirvent




Por ciertas
por verdaderas que parezcan
por tiempos desterrados
por deseos
por desnudos que estemos
por montes
por cactus
y por mares ajenos al susurro de un abeja


las llamas de este infierno
no son ni lo que son
ni van a ninguna parte

no queman
sólo iluminan
la desfigurada cara de la angustia

México D. F., 1980

POEMA DE MARISA TREJO SIRVENT.

De su primer libro "Rojo que mide el tiempo" (Instituto Chiapaneco de Cultura, 1991).

sábado, 30 de junio de 2012

El ideal de un sueño

Fui sombra en arena de barcas y de redes
y todo lo que deja de ser sueño
cuando convertido en hombre desanda los caminos
Espera alucinante de labios 
historia convertida en paliativo
Amargas letras que en la boca fueron
recordatorio de todo aquello que se tuvo
Lucha de años en suspenso
algo que un buen día
cedió al pasado a lo que era
para cumplir celoso el compromiso
                                             de los sueños


Mujer que lee en el desierto

                              Catorce veces dejaría mi corazón en la misma piedra...

                                                                                       Renatta Torres Nava




El cielo limpio del Real

nos observa cruzar tanto pueblo


Las piedras saben la historia 

                                   que resguardan

ofrecen cantos entre dos luces



                                               Se descubre ante ellas quién sabe leerlas 




                    Al ver tus ojos de fuego manada de lobos 
                    tus labios sin dueño 

                    Observo  la perfecta caída que provoca la cascada que te cubre

                    Los brillos que se posan dibujan besos en tu cuerpo




Siempre lejos

Siempre lejos 
ajeno
ajeno y solo
esquivo
esquivo y lejos
ausente y solo
como casi siempre
a pesar de todo
entre viejas fotos
entre tanto lejos
casi siempre ausente
ausente y sediento
vivo en su mundo  
ajeno y esquivo
solo y ausente
persiguiendo sueños







Amor que mira al norte



Si un amor se acaba 
no le pongas flores 
al verlo partir


Si un amor termina
                  suele suceder
ya la vista busca 
quién reemplaza lo perdido 
y empezar de nuevo se vuelve 
                                        la meta
Si un amor sin huellas
de esos que son humo
que nadie recuerda
se queda  varado 
ni con flores rojas
vino y velas
se reanima


Si un amor rompe esquemas
se quiebra tan dentro 
del sueño 
te arranca de golpe 
todo lo vivido
a ese no le pongas flores
ni velas ni vino
no llores rupturas 
que te habrán crecido
a ese que se fue por causas
que siempre suceden
entre los amantes
hazle reverencia
mirando hacia el norte
pues te habrá matado mil cosas
por dentro
pero te ha dejado un mundo
                                   más vasto
en el horizonte de las cosas
que nunca se olvidan

lunes, 25 de junio de 2012

Llegar al Mar




Los poetas no traman destinos
No es el agua que corre quién define su actuar
es vestirse de acción
Encontrar las opciones precisas 
                                          conjugar libertad
Qué es un río sin mar
Por qué  evadir al destino
si nos toca ser río 
nada podrá impedir fecundar al mar

foto: Chalma. Graciela Iturbide. México.



sábado, 23 de junio de 2012

CARLOS FUENTES. Lucy Hernández Cruz


                                A CARLOS FUENTES:

                                     “Vivimos en países donde todo está por decirse,
                                       pero también donde todo está por descubrirse,
                                       cómo decir ese todo”


Escucho en voz de poeta
tu muerte
Hoy quiero romper mi voz
vacía de palabras
Tus manos se llevan el eco
de las letras que callaron
                       que hablaron
Seducido marchas bañado de luz
yo parpadeo arrullada
en el silencio que nos une

Son tus ojos como pájaros que duermen
guardan el secreto
Dejas el sótano
Irás al horizonte
donde los cielos se unen
y navega el instante
Ahora eres presente
no pasado
no futuro
Eres hombre que hizo el tiempo más grande
cisne que dibujas tu sombra en el mar

Esta mañana presentí
tu mirada en las nubes
Ahora que tus dedos tocan los míos
Me dejo caer contigo
en la cicatriz lunar
de nuestro mundo

Tú la región más transparente

                                           

viernes, 22 de junio de 2012

Compañero

                                                                     a Ciprian Cabrera Jasso




Es posible salir del mundo abruptamente
al romper todo quehacer de orgullo
poner un punto a los pendientes
y entrar a otra dimensión desconocida


Luchar se vuelve agobio y desventura
en las mañanas que pesan como piedra
podré no contener el sentimiento
sin embargo entenderé razones de la ausencia


No siempre acepta el mundo la partida
que provocan oscuras calles de la mente
las sombras perseguidas se aparecen 
ante el cuerpo cansado de esquivarlas


Con un abrazo entre desconocidas caras
nuestros pensamientos fueron juntos
a lugares que hermosearon otros tiempos
y sirvieron de puente a nuestras luchas


Ahora que te has ido compañero
a desandar los viejos campos de la nada
en paz de espacios destinado leo 
la obra que dejaste por legado


El profundo Grijalba en su correr se lleva
la última estrofa aligerando el peso
del viajero que parte sin más pompa
que el saberse arropado por su paso



sábado, 16 de junio de 2012

Cisne de Primavera. Charles Bukowski. EEUU.



También en primavera mueren los cisnes
y ahí flotaba
muerto un domingo
girando de lado
en la corriente
y fui hasta la rotonda
y distinguí
dioses en carros,
perros, mujeres
que giraban,
y la muerte
se me precipitó garganta abajo
como un ratón,
y oí llegar a la gente
con sus canastos de camping
y sus risas
y me sentí culpable
por el cisne
como si la muerte
fuese algo vergonzoso
y me alejé
como un idiota
y les dejé
mi hermoso cisne.

Por qué tantos.


Por qué arrastran los que aman
la nostalgia convertida en piedra
que su peso otorga
sol en la mirada y la sentencia 
de una sensación de alma aprisionada
entre un mar ingenuo y una franja angosta 
Por qué tanto dueño de una idea
y la misma con tantos seguidores
sin remedio 

Lectura del poeta Mario Alonso. Casa-Museo José Othón .

El poeta Mario Alonso lee en la Casa Museo José Othón, de la cual es Director. Siempre distendido, sagaz y dotado de una ironía fina. 


Durante una hora aproximada nos ofreció un breve recorrido por su trayectoria poética. 


Desde el lejano año de1978 en que comienza a escribir profesionalmente, hasta poesías de su último libro publicado.  


Alonso escribe de muchos temas, no logro en sí, definirlo en una corriente. Posee su obra, una estructura bien hilvanada, por momentos lleva finales inesperados y giros del lenguaje que sorprenden, incluso a quienes ya lo conocemos. 


Es como si disfrutara de pasear al lector por senderos que va creando ex-profeso para ellos. De leer pausado y seguro, demuestra el oficio acumulado durante años de carrera literaria. 



Mario Alonso además, dirige exitosamente el Taller Literario de la Casa-Museo José Othón todos los sábados de 12 m a 2 pm. 


Comentó que tiene otros cuatro libros listos para ser editados.


La audiencia compuesta de personas siempre interesadas en las cuestiones poéticas, disfruto con la presencia del autor y los comentarios del propio Mtro. Alonso, que entre otros, hizo referencia al Premio que ganó en Campeche, cuando él mismo lo envió a Yucatan. 


"La Poesía me ha hecho crecer", Gracias a ella he viajado por Israel, Argentina, Europa y otros países, dijo en algún momento entre lecturas.


Fue una noche que se fue de prisa, agradable y fresca, de frases dichas entre un poema y otro y un recorrido por los libros editados del poeta,  los ruidos de la noche y su olores.

jueves, 14 de junio de 2012

Tan viva en la memoria!

                                Las aguas que has visto donde la ramera se sienta
                                                                                              Ap. 17:15

Amo el sentido de virtud el riesgo
aunque no fuera comprendido, 
lo que por sincero se expone 
                                   
Selectivo a la entrega  
palabra trillada
            perfume en la cama
flores en el piso

Guardar silencio al escuchar: 
                "La tan rodada cuesta de la entrega gusta  de sacrificios".

Viene a la memoria sin querer
el roto amanecer de los sudores
la queja desprovista de la máscara
el bullicioso carnaval de fondo 

Amores más, amores menos, son el premio 
filosofía reflejada en la mirada ida
tan viva en la memoria 




miércoles, 13 de junio de 2012

Tan cerca!

                                                                Escribo poesía? Yo qué sé!

           Escribo desde un lugar que toca fondo
                                                               y diluye imágenes que van en busca de la playa


Moja el alma que rasca 
          la arena de un desierto que se opone

Lo mio es el agua
     los azules
     las gaviotas comiendo de mi mano en Puerto Progreso


 Mi hábitat es el mar

Me invade el temor de no escribir lo que la gente espera 


Hay tantos escribiendo, que da la impresión que son pocos los lectores

A todo esto conspira la vida detrás del que escribe


 Que lejos estoy del mundo


Tan cerca! 

El Chico Lustrabotas. Alvaro Yunque. Argentino.




El cajón a la espalda,
Roto, sucio, descalzo;
Va el chico lustrabotas.
Se me ofrece el muchacho:
"¡Se lustra, caballero,
se lustra: diez centavos!"
Yo saco la moneda,
Se la doy y me aparto.
El, con cara de asombro,
Se me queda mirando.
¿Qué sabe el inocente
De mi afán trasnochado
De hacer creer a los niños
Que aún existen milagros?


jueves, 7 de junio de 2012

¡ AY AMORES!. Pilar Rodríguez Aranda. De su obra "Asunto de Mujeres"




Hay amores que pasan de prisa
que huyen, se arrojan
con la furia del tiempo marginal

Hay amores que pasan sin prisa
se quedan y aguardan
mastican el tiempo infinitesimal

Hay amores de secretos encuentros
de adicción engañosa
de facciones perdidas en la oscuridad

Hay amores que buscan el día
germinan, florecen
cosechan otoños bajo el sol de la edad

Hay amores de rubor y tinta
de cartas sin perfume
de notas en disfraz

Hay amores que queman papeles
se vuelan, son polvo
palabras ceniza no vuelven jamás

Hay amores que son verbo y son cuento
los conjugo y conjuro
repetidas voces en memorias de coral

Hay amores de terribles silencios
de traspaso en suspiro
sus ojos nos cruzan sin detenerse a hablar

Hay amores que miran de frente
se imprimen se sienten
martillan sin falta: latir del batallar

Hay amores que no dejan propina
desnudos nos vencen
mantienen un pie fuera del portal

Hay amores que sangran abiertos
amores destierro
afuera, llorando, nos dejan inciertos

Hay amores que de la mañana huyen
vampiros reproche
dos gotas al cuello se hunden

¡Ay amores!  ...de pan y de nueces
¡Ay amores!  ...de hambre y de sal

Hay amores que huelen a sexo
sabores prendidos a su soledad

¡Ay amores! Los llamo obedientes
los llamo corriente, los llamo infernal

Hay amores que por poco nos miran
¡Ay amores! ¡Cómo curan lo banal!

Hay amores que renacen a ratos
desgarrados se aferran
Nos hacen llegar con retraso

Hay amores que nos toman de la mano
permanecen enroscados
y emprenden su destino sin descanso

Hay amores que mueren sin caso
vestidos se entierran
dos noches al fin son dos ocasos

Hay amores desde la nada liberados
de tan hondo el abrazo
que alcanzan el todo más alto