lunes, 25 de julio de 2011

Aposento para dos. Amelia Biart Alfonso. poeta cubana.



I

Si regresaras
y el sabor a fruta se volviera amargo
en el intento de aplaudir el día
probaría la mañana dulce 
agria de ausencia

Si no llegaras
y las hojas en un remolino
burlaran el atardecer
ya no en tus brazos

Si no faltara la falda que más te gusta
para lucirla en un espejo sin rostro
con la soledad como marioneta que se pasea
a punto del colapso

Si mi tacto fallara
la flecha a la memoria
no me haría falta la flor y la foto
que amoldan el cauce
donde me atas

Si todo fuera ajeno
y los secretos rodaran
dejando un sabor no bendecido
la carne intocable
apuntaría hacia la clausura

Si algo quedara insensible
y tus ojos no recobraran el brillo
no tendría sentido despertar
donde todo gira sin ancla
a condenar el arcoiris
que una vez floreció
y ya no vuelve

II

Albergo indecentes alucinaciones 
que puse en tus labios
y persisten
amén de la devastación del lenguaje
amén del duro infierno
que no se ajusta a la injusticia
amén de las aguas negras
entre el ojo de la basura
y los materiales insolubles
amén del fiero precipicio
que arrebata selectas tristezas
bajo el peso de una lágrima
amén de la sensación
que marca los segundos los suspiros
amén de las alucinaciones que no cesan
amén de tus labios

III

Me halan me tildan
Soy inútil tras la fuerza del viento
Mutilada y simple
mi esperanza rueda
me corroe palmo a palmo
Luciérnagas grillos colibríes
me esperan en el lado triste
donde mantienes el jardín encendido

No estuve en la entrada nupcial
ni entre los pétalos que adornaron la velada

IV

Secuéstrame la inocencia
los demonios que asedian

V

Deja que me esconda en la plenitud

Quiero tomar tu espacio
hacerlo a mi forma
de tentar la madrugada







tomado de la página : Cubaliteraria.com
Publicar un comentario