lunes, 18 de julio de 2011

Atrevida

Canta la lluvia el desenlace de la entrega
ante el muro en mil pedazos
vuelta estampa
crece al puro esparcimiento
en su caudal de vida


Encendida se ha rendido al tiempo
la esbelta nube que se inclina
a la vista de la tarde


Sirven las horas de pretexto
a la muestra deseada
del sudor sobre la piel dejado 


Ofrece la noche al ingrato 
sin haber juntado ramas
un extraño  fuego que desnuda
la caricia provocada 
Publicar un comentario