domingo, 30 de octubre de 2011

De paso

Quién como tú , lo sabes, llegará un día
cualquier día 
haciendo aparecer las cosas que la rutina destruyo
                                                                             de golpe
mentira abierta en ventana carcomida
fundidos goznes al efecto del óxido 
clareará sábanas de hilo manchadas de hierro
Para ese momento 
se habrá detenido el recuerdo lo suficiente
para con no tan ágil paso
pueda subir hasta mi mismo
entrar sin molestar
registrar en los rincones que se ofrezcan y aún existan
la historia del paso de la vida
desde un asiento repleto de fantasmas
en una vieja ruta de la Habana
Publicar un comentario