jueves, 6 de octubre de 2011

Ensimismado

Puedo llegar a clases y pronunciar párrafos de memoria
destinados después al olvido
remontar la calle
saludar vecinos
llevar muy dentro en complicado mundo 
las cosas mas simples que conviven 
con las tremendas y profundas
Recordar tu beso la tarde en que llovía
y sus manos frías en la despedida
Acariciar tu cabeza cuando duermes
y pienso que sueñas conmigo
Saber que te amo 
acoplada a pensamientos de vivencias
nuestras y ajenas
observar los  grillos y mi perra seguirme 
echándose a mis pies
saber que soy vulnerable y bueno
Mientras esto pasa y el café se enfría
sigo sin entender por qué persisten los recuerdos
                                               acaban ellas por odiarme
y las horas nunca se detienen





Publicar un comentario