martes, 18 de octubre de 2011

Nadie lee

Parece que alguien se ha robado la burla
que provoca el desvelo 
sin poder soportar la innegable tragedia
oculta en la franja de oro 
-adosada a las letras-
de un libro que sobrevive sin que nadie
lo intente tomar 
mientras la noche se fuga por el hueco
del vidrio roto 
la palabra en guardia se ofrece indefensa
Publicar un comentario