sábado, 6 de abril de 2013

El canal ante la góndola.




Tal vez nervioso al adentrarse
desconocido mundo que muestra
ilusión frenética la primera vez
reboza todos los instintos

Esclavo ennegrecido de los soles
casi desnudo en cada temporada,
contiene el placer de darse gusto
sobre el cálido piso del abismo

La ilusión en labios del sendero
enfático por destellos perseguido
la distancia cada vez más cerca
fuego que desborda la derrama

A la entrega ofrece la victoria
tibia por la sangre al ofrecer
en mil afluentes la respuesta 

Agotada  entonces por el brío
de su loco deseo de vencerla
sujeto a cuanto bello evoca
la angosta entrada claudicó 



Publicar un comentario