viernes, 21 de octubre de 2011





                                     A: Oristela Arellano, la Matriarca 


En verdad la flor va más allá de su exhibicionismo 
inunda el aire 
penetra
me gustan las flores sin olor
recuerdo mi infancia 
las rosas amarillas y rosadas
los Príncipes Negros
Embotonar plañideras 
el jardín que mi abuela regaba dueña de sus horas
el regalo del novio
los parpados caídos  sobre el mantel de los puentes 
la mustia agonía del esplendor
toda la armonía del significado
A los años hojear el libro de versos 
marcado de recuerdos marchitados
Publicar un comentario