lunes, 2 de noviembre de 2009

Eras esa emoción.

En mi pasado hurgué apresurado con sensaciones nunca antes descubiertas el solo saber que me leerías me hacia cuidar cada detalle No era vanidad puedo jurarlo era un afán desconocido y bello pensar que tú, desde un lugar lejano disfrutarías mis frases con deleite. Y en ese sabor de mi delirio andaba que solo leer alguna estrofa aislada me hacia soñar cuando eras mía Recordar mi paso por tu cala y atar mi desgarbada multitud de huesos a tu más fino encanto recordado.
Publicar un comentario