viernes, 6 de noviembre de 2009

Se ha quedado sin acordes la guitarra fina. Los músicos cabizbajos van de negro sin sonrisas apurando un trago de vino entre las manos calladas suena en la tarde fría las notas de una guitarra Un niño la rasga quedo mientras su padre muerto lo llevan por el camino Como seis cuchillos de hielo cortando el viento las notas me duelen dentro El cante jondo de fondo trae una queja aguda. Si tocabas en el cielo donde tocaras ahora Una flor de blancos bordes nació al lado del camino Un niño rasga impaciente una guitarra olvidada Se rompió la racha buena se quebró la ultima copa La triste tarde semeja un moño negro en mi brazo Los amigos van callados las mujeres van rezando un niño rasga las cuerdas de la guitarra muda rompe en llanto desolado enterrándola a sus pies. enero 2009.
Publicar un comentario