martes, 10 de noviembre de 2009

Poemínimos.*

I.  Jamás temas entregar tu palabra aunque la sientas árida: sin tu saber muchos cultivan estrofas en parajes ocultos y son felices.

II.  Aliado de tus versos el deseo anida crece y se desborda como esas aguas que antes de llegar al mar lo anegan todo. 

III. No he muerto por tu amor de amor ya nadie muere he muerto por tu olvido de tanto sentir frió. 

IV.  Has de olvidar los días en que besé tu boca en que mordí tus labios en que dormir contigo era alcanzar la gloria. 

V.  De toda experiencia he probado esencia del dulce brocal claro mundo del delirio miel escurre de unos labios que se agrietan de pecar.

VI.  Sufrir por tu amor fue demasiado el pago pero después aprendí, ¡aprendí a vivir sin ti!  

VII.  En una noche de frió fuiste tibio resplandor al salir despacio el sol no recordaba tu nombre. 

VIII.  Del jardín sin flores vacío de recuerdos vi un pasado de amores que había dejado allí.

Poemínimos, concepto propiedad del excelente poeta mexicano Efraín Huerta, lo utilizo como un modesto recordatorio a su memoria.
Publicar un comentario