miércoles, 11 de noviembre de 2009

ROMANCE

Se fue muriendo despacio sin expresar su dolor sin ser ensueño su vida se fue apagando de amor Una mañana hermosa la vida que se apagaba recién el sol que nacía en la silueta marcaba Con que gracia y seriedad todos la fueron llevando entre los hombros callados por los perfiles del cielo Dejé su libro en la tumba después de leerlo todo deje mi vida en su libro y nos quedamos solos La niña pasó discreta sin hacerme una señal desde mi mundo la vi desde su mundo pasar. Su delgada rigidez emulaba con el viento fría en su frió andar como de nieve la tez Quedó a la espera del mar con un sueño inconfesado sobre sus dos labios blancos pasó una gaviota triste Seria mía, solo en sueño sueño que se me esfumó sin ser mía se extravió extravió la vida mía En un jardín desolado la rosa de mí existir por un fuerte vendaval se fue alejando de mí Amanece y alguien dijo: nunca los van a olvidar marcó el suceso del día dejémolos descansar.
Publicar un comentario