viernes, 2 de octubre de 2009

VIVENCIAS.

Bajo el mármol de las angustias duermen en su paz, las leves caricias escondidas de un mundo ajeno desmesurado de liviandades Ópalo y cimiente en descanso la vida pasa en remembranzas como si lo vivido fuera soportable Más dentro hierven, se acunan caprichosas en formas que el deseo moldea de mil maneras angustiada Van de la mano todos los secretos anhelados en su noche impasible a la espera del instante que salve su ideal.
Publicar un comentario