miércoles, 28 de octubre de 2009

De Walt a Whitman, pasando por mí.

Me canto y me celebro... W.W. Que ofensa escribir en tercera persona poner por ejemplo: “los otros dejaron de amarse fugándose en la noche” Negar las emociones al trasladarlas que bello, es decir, te amo en la mañana de mi vida, tú eres Abro la ventana y grito a mis vecinos saludo a la gente de mano y abrazo le digo hermano a los desconocidos por el simple placer de decirlo Lloro y sufro como humano y me enojo hago alarde de mil cosas sencillas no tengo nada material que presumir Un busto de Marti , centenario 1953 de amores no escribo, no hablo he amado, amo, amaré Un café, una buena conversación mirar hacia donde no deben escaparse los ojos Amo el campo, los ríos y la humedad de la noche Me reconforta la soledad detesto la vanidad de los que van tras el dinero y cuando hablan, muchos de ellos, me aburren a morir He sembrado en algunos el amor simple el beso sencillo la palabra sin rodeos Cuba, siempre Cuba en ese horizonte de nieblas que conforma el tiempo como una amante prisionera raptada por un demonio en espera de un caballero andante que la libere Todavía disfruto ser romántico y abrir la puerta del carro para que suba la única y mimarla con dichos aunque a todas les diga lo mismo A veces me veo en medio del campo solo, gritando cosas y me alegro por ello aún tiene sensación y sentido mi rumbo Disfruto mucho mi pequeña tropa de lunáticos cada uno a su manera con un mundo de sueños conectados por la oreja y las piernas todas iguales como un sello como una cuerda de colores en el ombligo Tratando de llegar a ser ciudadanos honestos en un mundo de consumidores pervertido Lo que uso y me cubre por modesto disfraz me delata, una buena camisa y la corbata soy feliz también con una playera de “los Beatles” y un “pitusa” desteñido. Al comer mi rutina es trágica no hago sobremesa prefiero un rincón aparte para ello otro café ( que dirá mi amiga Olimpia: Repitiendo palabras.) Pero el café es un culto una estrofa perdida entre los pensamientos una melodía que se toca sola un buchito y la gloria “ Me canto y me celebro” tenias la virtud intacta de los libertarios de la voz de trueno en la noche oscura el mando y el bastón la libre confesión de los pecados en la hermosa dicha de saberte único e irrepetible animal de instintos educados En la pulcritud de los victorianos que mostraban su puritanismo tu paseabas la desnudez de tu mente en un publico anuncio de honestidad.
Publicar un comentario