domingo, 4 de octubre de 2009

0010

En este camino de verbos donde se pierden las horas esta escrito el pasado de la gente Donde esconde el recuerdo la niña que sueña Un segundo demora en el labio, los dientes del que muerde Es a fruta su sabor a néctar a soplo de nieve en los cabellos la mesura del gesto la entrega transpone la angustia de lo anhelado en la dicha Desde la distancia un fuego amenaza extenderse.
Publicar un comentario