lunes, 5 de octubre de 2009

0011. AGUAS

Sed de todos los días sed mía sonora algarabía de ríos te bañan cubren tu cuerpo te descubren te saben Déjame beberte acariciar tu corriente con mis labios salpicar mi cara de tu agua oler a todos tus olores ahogarme en ti Entrever que pasas sin dueño, sin rienda galopando desnuda corriente de azules rebotados por caminos trazados al pie de la montaña Niebla que alimenta deseos entre tus bordes de orilla a orilla toda una ladera oliendo a tierra una ladera oliendo a cielo Todo aprehendido a tus aguas dado todo y la ilusión intacta esa es tu magia desconocida un idioma de ternura y fuerza Del barro de tu orilla nacen amasado por los dedos la más fina forma que la tierra guarda.
Publicar un comentario