martes, 13 de octubre de 2009

0016

Nadie quiere para siempre o para siempre olvida en un bregar de sueños que destila sentimiento se avanza por la vida Como alzando trofeos o muriendo en silencio pero dejando de amar no es posible entender cuanto castiga la vida Te vas de mí sin prisa en la noche húmeda de luceros y sonrisa como una burla fría te alejas y me olvidas Más no me quedo solo me acompaña el mundo que me hiciste conocer para sentir que estas aunque nunca vuelvas.
Publicar un comentario