jueves, 30 de diciembre de 2010

Dime



                                                            Por Dios hazme saber que idioma habla tu silencio



En el cuenco de mis manos hallaste refugio
mis labios fueron destino a la intemperie
No por única vez has de ser ave
que aliente mi razón a dar consuelo
si te he mimado al menos dame
un poco de calor para amainar tu olvido
Publicar un comentario