domingo, 19 de diciembre de 2010

Causan Adicción.


Caídas del cielo, gracias a un avión de Cubana, han llegado a mi mesa dos bolsas de galletas de sal, que me trajo mi jefa desde Cubita la bella.
A muchos he preguntado por estas galletas saladas como se pregunta por un amigo al que no se ve desde hace mucho.
Cuando las recibí no podía creerlo, para colmo otra compañera de trabajo, cubana también, me dijo, muchacho yo agarraba y las rompía echándolas dentro del café con leche por la mañana y se me aguaron los ojos como ahora que escribo esto.
Unas galletas que no son "finas , ni de mantequilla, traen a la mente una Cuba lejana y guardada en el inconsciente .
 Café con leche condensada, corriendo en las mañanas para llegar temprano a la Escuela o el trabajo, Un desayuno rápido hecho por la mamá o la esposa en una Cuba que ya advertía carencias. Pero que no imaginaba cuan critico seria el futuro .

Puse las galletas en el centro de la mesa y lo primero, como si estuviera ante un personaje famoso, le hice esta foto que comparto con ustedes.

Después mi hija fue a buscar una "Lechera " mexicana, que es condensada, y Nancy, mi Nitza Villapol ,calentó el agua , según mis indicaciones.

Mis hijos no entendían todo el circo que yo estaba armando, y  cuando al fin " les permiti" probar las galletas de sal cubanas, me miraban diciendo : "no tienen nada de especial".

Di las instrucciones de rigor,  poniendo el ejemplo y Ángel Enrique siempre incrédulo, al vernos disfrutar la merienda se unió al café con leche y galletas de sal " Carolas" (Las mejores del mundo , no sé si de Cuba)
Y entonces fluyeron las historias de mi infancia, cuando mi madre cambiaba los cigarros de nuestra cuota por leche condensada y los desayunos y la vida que me toco vivir en la Habana.
Ayer por la mañana , nos fuimos corriendo Nancy y yo al trabajo, solo café y sin leche , mucho menos galletas de sal.
Cuando llegamos en la noche, el primero de dos paquetes se había acabado. Comprendí entonces que no importa si a la vista pasan esas galletas inadvertidas . Pero quien las  prueba repite. La magia continua viva, saben igual, son idénticas a las de mi infancia y siguen gustando . Carola te falto un detalle en tu empaque, escuchame desde el Bello Camaguey , necesitas poner un letrero que diga, "Causan Adicción" .


Publicar un comentario