sábado, 30 de octubre de 2010

El latido ingrato



Encorvado de penas
que pesan como limosnas
mis manos alzo en silencio

Tan solo vuelan palomas
en el alféizar de la  ventana
veo pasar los días
entre murmullo de leves gorjeos
el frenesí inútil que las pondera

Camino al panteón se mira de otro modo
asumo que los besos dados a tiempo
son como medallas

Quién quita y otros piensen lo mismo
la juventud invicta acaba
por malgastar  espacios

  



imagen surrealista con triciclo. foto del autor
Publicar un comentario