domingo, 17 de octubre de 2010

Estar loco





  Varados en la playa de los sueños
 cuentan a los caracoles historias olvidadas
 presienten besos que están por existir 

No saben de días ni de horas
ni calmas o pleamar  ausencias o regresos
ansían ver las velas hinchadas de los barcos
adentrándose en la mar 

Alzar la vista al horizonte en espera
de las ultimas gaviotas plateadas
las únicas amigas que son libres y salvajes
en su deslizar por el cielo

 Ir descalzos por el mundo
amando la rudeza de los muchos pisos
caminos y veredas que se suelen desandar

 Gustan de las ciruelas en invierno
para saborear sus pieles de colores
la música al final de la escollera
la hermosa caída de la tarde

Guitarras y canciones junto a la hoguera
con las notas más altas 
disfrutar la rompiente de las olas

Fiesta adornada para los sentidos
     vagar     vagar       sin rumbo 
escapar de la nada absurda

Ser feliz con un puñado de arena
que los amaneceres les enseñen
los más secretos tonos de los trinos
de las aves que despiertan al unísono
y las primeras luces del sol sobre la mar

Estar loco en fin como un tesoro
de aventuras que no se desea comprender
mas que cosas de salud  que siempre invocan
ser libre para amar

Sea alta la marea llueva a cantaros o haga sol
encontrar atesorado a la más bella melodía
 la mas sensible  manera de existir
Publicar un comentario