martes, 12 de octubre de 2010

La Poesía se va de Feria.




Yo quiero ser llorando el hortelano de la tierra
                                                      que cuidas y estercolas

                                                     Miguel Hernández


Cuando en la tarde fría se vea por el camino
de azadón al hombro tú figura
cansados los pies tras la faena
dejar que huya de tu sombra la silueta
que desgarbada y hosca la tierra ama


Sudado el corazón que la savia entrega 
en la faena
de hojas y humo la jornada cumples
pones a mi mesa los manjares
ordeñados por tus manos
tan gastadas 


Compañero de mis ojos cada día
apremias alzar por tu  bondad lo dado
que puso Dios en ti creación de don supremo
para ofrecer la sangre 
en pago a la humildad por tu osadía

Publicar un comentario