sábado, 30 de octubre de 2010

Hilos de plata


Muere la tarde
y continuo a la espera
a sabiendas que todo es en balde
desprovisto de la juventud primera
aunque intacta la esperanza
te antecede una llamada
donde la voz y la risa
denotan nerviosismo
recuerdo el color de tus palabras
esas que por años transcurridos
siguen vivas 
lejos de idealizarte
intento abolir esquemas
sin poder desprenderme
del ultimo tesoro
unos finos hilos de plata
que amarraban metales

Publicar un comentario