viernes, 15 de octubre de 2010

Lejana



Estos versos salobres
me recuerdan las horas que se mueren por verte
aquel mundo de vidrio reflejado en las calles
en el mudo latir de la sangre en su cauce
 los recuerdos que hacen brotar las ideas

Aranjuez sin tu amor a la espera
y la danza del pecho sibilante
en la fina silueta del cuerpo
descubierto de pena
deja al centro de tu frágil figura
una orquídea atrevida

Con el canto en los labios del sueño
del recuerdo un sabor de reclamo:¡ la he perdido !
son  de otro los labios que deshojan sus miedos
y mi alma en su drama no logra saber
 donde habitan los sueños
matizados de instantes

 Que  de letras  se vuelven inciertas
en la queja vestida de espejo
al mirarse las horas salvadas 
ven la noche que busca tu esencia
 adueñada del mas hondo silencio
Publicar un comentario