jueves, 7 de enero de 2010

Los viejos tejados de zinc

Suena a negación las gotas que caen Sobre la sombra impermeable de una tarde que se esfuma Deja saber su destino la silueta que se evade Tintinean sobre el alero me remontan a otros tiempos Los viejos tejados de zinc sueñan amorosos La humedad se reconcilia con la noche
Publicar un comentario