lunes, 11 de enero de 2010

Retazos.

I Levanta tu mirar de soleada tarde busca en ti cada resquicio no dejes fuego que se agote no seas un pretexto que se apaga II La tarde que se entrega devora soledades vive frenética el instante dado III Una vez más darse consciente sin pretender saberlo todo que ser Dios no corresponde a la boca que recibe la última caricia IV Sin tejer redes en tu pelo de niña sin mencionar siquiera la palabra ansiada sin destello de pena o gozo en la mirada me dejas colmado a la deriva V A la deriva ofrezco mi deambular sereno como marino altivo que abandonó su barca cuando el nublado muelle le destrozo su calma y los maderos fueron al fondo de los sueños
Publicar un comentario