domingo, 17 de enero de 2010

La mirada

En la tristeza que muere clava
la insensatez una mirada
atrofia los sentidos del viento
Estampa deseosa tierra conocida
oculta tentaciones
afirma con deseos la piel ajada
Desafora la hipócrita sombra advertida
domina los claustros
Se posa en el hombro
Solo ella sabe de  ternuras que cuelgan de los ojos

En lo más profundo de la sala
queda sabor de insolente angustia
recesa distraida
fluye

Publicar un comentario