jueves, 9 de febrero de 2012

XlX



La palabra traspasa las paredes
flota y  parte
A dónde marcha no lo sé
no soy dueño ya de ella
eso me llena de incertidumbre

Palabra de canto y entusiasmo
que fundió nuestra esperanza
Letras que aunada a la soltura se perdieron
piedra que asume color entre las manos
arcilla que luego las propias manos moldea
sutil forma de la angustia sobre el cuerpo
en la cama expuesto el sufrimiento
mortaja de muerte prematura
Claro de luna donde deambulan búhos blancos
contra la nave que surca la avenida
choca las alas de su alegría
esparce las plumas
La última mirada del ave, contra la quilla
angustia ante nuestros ojos
impotencia al no poder cambiar destino
empapa todo el mar profundo

Y la agonía, ¿existe la agonía?
los últimos instantes cuando el alma vacía
oscuras confesiones
dejan de atesorarse como piedras pesadas
tremendas historias
palabras que hieren, miradas pérfidas
Todo se perdona en vida
todo gravita en silencioso desfile
cuando la vida acaba

Hasta el infinito irían si no tropezarán
con un alma que las espera  


Publicar un comentario