martes, 28 de febrero de 2012

La mujer que espera en la estación.

                                   Penelope con su bolso de piel marrón
                                                              y sus zapatos de tacón
                                                                                       
                                                                       Canción Joan M. Serrat


Al despertar el tren ya estaba lejos
volando sobre cielos horadados
Del pergamino, que es su alma, empiezan 
a caer historias
En la estación
las palomas no se han dado cuenta
que faltan labios para el beso
y la dormida espera del anhelo
comienza su conteo
                    En los aleros
                               las gotas impacientes caen
y muere el día sin brindar noticias que traigan
la rama del olivo
Sobre la despedida empieza a tejerse el imposible


Sabe el amor que un día caerá sobre los cuerpos
el rutinario pago
a sabiendas los recuerdos se erigen perpetuos


Seguirá sentada en la estación de la memoria que se bebió  a sorbos
todo cuanto era
Publicar un comentario