sábado, 4 de febrero de 2012

Desatados

Te vi serenamente ajena
posar tus ojos
sobre la luna del espejo
por arma la mirada
por voz el vidrio roto
estabas aunque ida de ira incontrolable
el rayo atravesaba
la calma de la casa
los pocos libros en la mesa 
escondían sus letras
para no ser testigos
Estabas anclada en tus pasiones
barco en  puerto
sin fecha de salida 
queriendo navegar y yo era
el importuno retraso 
de tu anhelo


Publicar un comentario