martes, 10 de julio de 2012

La Cátedra

                                            Qué pensaría el "maldito" ante la botella de vino
                                            el verso etílico perfecto
                                            la vida destrozada por la vida
                                            ensangrentado de miedo


En la Cátedra repleta de estudiantes
la voz se alza en difumino
se esparce
penetra
habla en tono que pinta al mundo
amor delicado
de rosa marchita y seca
búcaro roto por la tempestad
que entra desde la ventana abierta
de una covacha donde un hombre muere
Hereda al mundo vida propia
odia y ama la parquedad que lo rodea
Del banco que ocupo
mudo miro pasar la soledad que lo acompaña
sobre la mesa virtual que me describe
los codos secos y la vista ida
en el reflejo feroz de los espejos 
encontrado
ajado de entusiasmo
mas perdido el tono de poeta
que nunca antes
sofocado por la espuma de la ola silenciosa
que lo envuelve en fantasía
sin saber que acaba
sin saber que empieza
arrostrado al desarraigo mide la línea de licor en el vaso
sin Dios, ni amigos, ni regazo alguno
muere



Publicar un comentario