domingo, 21 de febrero de 2010

ejercicios

calma pedí por ser
tesoro la dulce calma
para rescatar el alma
que me hacia padecer
Publicar un comentario