martes, 29 de noviembre de 2011

El viejo amor

Una vez dejado el viejo amor detrás 
sin nada espiritual que contuviera
la libertad que mi juventud pedía
mire todo lo bello que expresaba el campo
en los espacios enormes ofrecidos
escuche aullar el viento del norte
y chirrear alguna puerta 
En la mesa un café de dos días
y esparcidos por el piso tus papeles
comprendí que la piel no se puede  
separar de los huesos




foto tomada de la página: amorylibertaddemaika.blospot.com
Publicar un comentario