miércoles, 2 de noviembre de 2011

En la tormenta

Al girar quiebro los dedos 
que se vuelven frágiles relámpagos
miro sorprendido
al puño en auxilio de los dedos
Es tal la furia de la  lluvia que ablanda los cimientos 
delicada a veces
romántica
tan cursi
tira las altas torres carcomidas
cimbra lo que oprime
Solo al correr en vital signo
lava todo cuanto es vano
Publicar un comentario