jueves, 3 de noviembre de 2011

Breve sobre el día de muertos.

La muerte es la cesación de la vida. Por tanto lo contrario a esta. En las culturas más antiguas que se tienen registros, era ya tema tratado a profundidad. Egipcios y mesopotamicos, incluidos en estos a los Hebreos, ya tenían una mitología o un desarrollo del tema de manera inteligente.


Es sin lugar a dudas en la época moderna donde se puede certificar científicamente que sucede con nuestro cuerpo al morir, llegando todos los seres humanos a la misma conclusión. Nos convertimos en polvo, ya sea por efecto de las acostumbradas, cada vez más , cremaciones, o por la acción del medio en que somos enterrados, expuestos a la descomposición y acabando de igual manera en polvo.


Incluso para ciertos casos de momificación, el cuerpo acaba siendo convertido en polvo , aunque el proceso dure una mayor cantidad de tiempo que lo normal.


Hasta aquí parece que todos estamos de acuerdo. Es en la cuestión espiritual donde se da una infinita manifestación de conceptos y opiniones, que requieren de toda la diplomacia, respeto y tolerancia de unos hacia otros, con el afán de no provocar enconadas discusiones que ademas de ser estériles, crean resentimientos y malestares entre personas que por la propia naturaleza humana deben convivir en paz.


Sin embargo el asunto puede ser tratado bajo la premisa del respeto y el estudio en que se fundan los diferentes enfoques espirituales, que tienen detrás un soporte dogmático y el mismo establece reglas bien definidas sobre el avatar del espíritu ( la parte que según la espiritualidad, no muere, ni se transforma) que es a quienes de cierta manera se le dedica este día.


Creer entonces que los muertos se reúnen con los vivos, que "vienen a comer o beber" de sus platillos favoritos y la jornada sirva para acabar en una fiesta , donde el vino corre a discreción, el agua para limpiar las tumbas y las flores, se vuelva negocio de los muy vivos, no deja de ser cosa que entra dentro de los conceptos que cada quien tiene , según su cultura, derecho como algo personal. 

Publicar un comentario