lunes, 27 de mayo de 2013

Los Duendes del tiempo.

El pasado no existe, es el tiempo que vuelve
otra manera de mostrar las cosas
cara tibia en noche antigua
la misma de ahora cuando nada ilumina
piel ajada que desanda la boca
derrama los ojos busca a tientas               
palabra sincera

Siempre apremia el tiempo 
destina espacio para la memoria
sobre cosas que dejan huella
entre miradas sin importancia
ataviado sorbo de segundos pasan
por la esbelta sombra de la piel 
días largos, cosas tristes
sin ensombrecer la vuelta 
espera 


obra del Mtro. potosino Sergio Portillo.


Publicar un comentario