sábado, 14 de abril de 2012

Sinfonía de las horas muertas

Quien medita sobre el tiempo
                                 acaba por amarlo 
al menos lo escudriña intentando ubicar la pregunta justa
para la respuesta conocida


Piensa en la tarde que se pierde en horas
              de la vida que entrega
sin saber que hacer 
con ocasos que no esperan
                                  conquistar el futuro


Lo que  ambiciona no es tanto descifrar el mañana
si no retener algo del ahora
Publicar un comentario