martes, 17 de abril de 2012

Ciudad de Ocaso. María González.Asturias. España

Ciudad desvencijada
Sueños atados al quicio de una puerta
Sombras diluyéndose en el libro de la vida
Corazón engullido
por la angustia y la desesperación
Piel ajada por las arrugas del dolor
Voces atrapadas
te llaman a las negras sombras,
a las tinieblas del ocaso.
Publicar un comentario