miércoles, 3 de julio de 2013

A la espera

Atraviesa mi garganta cada día
la inconfesa sed del huérfano que omite 
decir en cada monólogo
el inevitable retorno de la guerra
oponer la oscuridad sembrada

Al cabo la razón muerta se deslava

Prepara a la sombra
la paz que ha de imperar


Publicar un comentario