martes, 23 de julio de 2013

El viejo mago del mundo


En tanto se va la tarde 
lustra el viejo mago del mundo 
el sombrero de copa
Afuera todo pasa sin sorpresas 
mientras se va formando
dentro del satén la historia
entre azules remolinos  
voces de distantes astros
La poca vista imagina 
el recorrer dedos 
la paciencia
conjuga la brisa con  la luz perfecta 
de la mariposa

Debe con maña de mago tocar 
la piel que puso Dios algún día
en alas luminosas al quedar sin voz 
ante la bien amada
Anda y anda la vida entretejiendo madejas 
viajera en inquieta senda de los alisios 
duda en sentar bandera
poner sobre su cuerpo a bailar 
la intransigente insignia 
vencer lo adverso del terruño
entre rejas que ceden al silencio  
Da paso a madrugadores
que van a ciegas por la vida 
suplicando el pan en las calzadas
sin meditar, que pone rumbo sobre los seres 
el que todos mencionan en ruegos 
cuando el agua llega al cuello
No ha nacido nadie para morir 
antes que la voz del empleador lo ordene
pues no fue traída en balde 
cuando el mundo se formaba 
sobre el fondo de un sombrero de mago


edward weston. fotografo



Publicar un comentario