lunes, 22 de julio de 2013

Hundido


Desde este irregular fondo en me hallo naufrago
sin saber sobreviviente
mis penas invocan el futuro con la incierta certeza del presente
Dame tu cuello de tanto beso-mordisco
Fuego y dique para aferrarme como nunca antes a tu mundo
Que la fe me pierde y los domingos temo a Dios aunque lo amo 
Tira la moneda al aire que hoy toca hundirnos en sábanas de polvo y la ventisca me ha cegado
A tientas te camino entre pensamientos muda-intriga, desnudo bebo el vino que posees único entre tantos 
La tarde alarga el día  envuelta del sopor de una tiniebla falsa, facilita cauta el deseo que converge

foto del autor.
Publicar un comentario