lunes, 22 de julio de 2013

La boca del pozo de los magos del agua


La pirámide tiene cuatro escaleras hacía la cúspide,  y cada una tiene 91 escalones, más uno, que representan en total los días del calendario maya

A Yucatán tierra queridísima!


Tras sí refleja el polvo la muerte del guerrero 
sembrada en todas las arenas
La pálida encomienda del bisoño
entabla la última partida de la esfera
acomoda un surtidor de luces
que pinta de matices el sueño del profeta 
testimonio del mosaico destinado a lo divino
escudriña paciente los letargos
donde viajan tantos mundos en la hoja

Clama a la luna en la gota de agua reflejada
himno de palabras desconocidas
no por ello la intención desmaya
se hace eco que lo marca
entre manos secas y rostros perdidos

La risa natural de los infantes
deja un sabor  incierto 
para un futuro que se ve cercano

Sentado en la silla del que manda
la vista perdida en la leyenda
hace destellar las plumas de quetzal 
mecidas por el viento 
La piedra puesta ante el mundo 
barre imaginariamente el aire
todo el legado del sueño desbordado
convierte los días en peldaños 

Mítica sierpe que aparece
para besar la tierra 

El polvo en la fina tela del ocaso
augurio de horizonte nuevo
hace que se levante del campo
la majestuosa belleza

Besa la frente de la niña 
al ponerle corola de princesa

Bebe el poeta  té de chaya 
al borde del cenote
donde duermen las doncellas

Publicar un comentario