martes, 9 de julio de 2013

Sin vida


I

La tarde profunda
atrapa pupilas
enmarca en grietas
que han dejado años
cavernas desprovistas de vida
asoman horas
ofrecidas en calles
al amparo del viento
reclamo de falsos amores
que adquieren besos 
con plata abundante
podridos en celo
que nunca se entregan 



II

No existe la tarde en sus ojos
no muere de celo 
ni amor falso
profundos
fieros
se duelen de miedo
al soplo del cieno
los vendavales 
el torvo chillar del cuervo
que acedía 
La gota de vino sangre en el labio
mano sin mano que la sobreviva

No existe la vida en la muerta vigilia
de sus carceleros
Publicar un comentario