domingo, 18 de marzo de 2012

Tal como son



                                                             Tantas cosas no son más
                                                                          que el resplandor de un cerillo
                                                      
Pudo ser al cabo lo que no estuvo 
mientras recordaba algún deseo
de esos que se piden por lo bajo
con el temor de que se vuelvan ciertos


 Jugaba la frase en mis manos
                                          acartonada


Pudo ser sin embargo
y ese vuelco de las cosas no planeadas 
me ha dejado con los ojos de mal brillo
áridas pupilas que imitan ser dichosas 
perdidas al comienzo de una historia 
que se ha ido


Pudo ser mientras tanto olvido 
                                   clavado sin darme cuenta
una pesadez de abandono
recluido en pensamientos 
para quitar al menos 
está sensación de menosprecio
                                   en lo que pudo haber sido 

Publicar un comentario