martes, 6 de marzo de 2012

Aquellas cosas de la infancia

                            A la mamá de Ares Marrero, a todas.




Para matar al hambre de aquellos tiempos
un mazapán bastaba
y un poco de agua de no recuerdo 
Viene a mi mente  
manantial de afectos que tuvimos 
la primera Semilla de fríjol  
que salió de prisa y así mismo se fue
Largas tardes de pelota y pastel
de mentiras 


Amarga esa mala memoria
que nunca entendió
a dónde van los amigos 
por qué me quedo yo

Publicar un comentario