viernes, 9 de marzo de 2012

Al reencontrarnos.

                                     

                                        A  fe de erratas  remitido
                                        puse en cuarentena el texto
                                        y volví sobre los pasos



Era la tierra tan pura entonces 
que filtraba el agua del  cielo
caída en la madrugada
podía tocar sus parpados si deseaba
toda dispuesta cedía
a las manos que se posaban temblando 


Busque los aretes negros 
la tela fina de los silencios
el perfil del beso sobre la playa
perdido entre los recuerdos 
amaba la caminatas sobre la arena de aquella cala
pase, pasamos, así en tanto discurrimos sobre filosofía
las canas desconocidas, sin una arruga la frente
la boca firme                           silueta de portada


Hasta tocarla supe
lo que me habían contado
sentí la pena del solitario sin norte fijo
leve temblor sobre la espalda
la mueca extraña que me besaba
rictus de asombro sobre mi boca
aullido que filtra el viento entre los ramajes
de un campo abandonado en mitad del mundo


Caí despacio sobre tal cuerpo que nada ya
protegía
lo ame con ansias, solo recuerdos


¡Amé recuerdos quién lo diría!
sobre las manos el sueño 
sobre su pecho mi poca vida

Publicar un comentario