domingo, 14 de noviembre de 2010

Sabe

Ella pinta de silencio la mascada de su prisa
perfuma sus pechos con olores del bosque que atrapa en la boca
Finge acariciar palomas que duermen entre sus manos
ama la libertad de su encanto el idioma secreto del viento

La desnuda  poesía de su atuendo muestra los tatuajes que la caracterizan
sabe las palabras para componer al mundo
deja penetrar la mezcla de mil razas en su almohada peregrina

La tarde se reinventa en las piedras del rostro al poblarse de fuegos
lleva lo que fue sin habernos salvad
la espera dibuja la huella de si misma
Publicar un comentario