domingo, 25 de julio de 2010

Pasado.

Quien buscará en tu ombligo los restos de placer
no descubiertos en tu rostro
y se perderá con su lengua
por sus pliegues profundos
escuchando la historia de los quejidos secos
alimento de la noche

Aún así quedara a la espera de conocerte
sin embargo factores descompuestos
harán variar su rumbo
ignora  él  en tu sonrisa al despertar
lo que pudo ser el revivir
de un profundo  recuerdo
Publicar un comentario