domingo, 6 de diciembre de 2009

sueltos.

Dios ha sido bueno conmigo me ha dado lo suficiente para estarle siempre agradecido. Los destellos son fulgores que pasan cuando todos ríen de felicidad sin saber de gentes que entierran sus lágrimas en la arena soñada Cuando se ha doblado el cabo de los tiempos sea buena o mala la experiencia no queda mas remedio inteligente que remontar despacio la corriente y navegar con tacto en la marea un beso entonces se disfruta cual una gota de agua en el desierto el sueño puede cesar en un momento y la nada destruir el viaje.
Publicar un comentario